El Cerro es del Cacique, no de la ciudad..!!??!!

Photobucket

Bueno, quiero decir antes de empezar que este divague, plagueo, lo que sea.. tenía que haber sido publicado antes, pero por lo grave , urgente e inesperado del incendio en San Pedro y otras zonas (que por cierto sigue causando daños después de varios días) dejé esta publicación en el congelador, esperando que madure sola y con él yo mismo.

El título merece una explicación para el/la lector/a que esta siguiendo esto… hace unos días, creo que ya pasó mas de una semana incluso, tuvo lugar en un programa de “El canal de la familia” un debate entre el intendente de Lambaré, Roberto Cárdenas y la intendenta de Asunción, Evanhy de Gallegos. Trataron el tan controversial tema de la ubicación histórica del Cerro Lambaré, y en uno de sus frecuentes ataques de rabia la intendenta lanzó una frase que por su espectacular disparidad quedará en la historia, o al menos yo jamás la olvidaré. Atacada por el intendente de Lambaré (que aclaro no es ninguna eminencia respetable, ni mucho menos) que le dijo textualmente “Vos cuando estabas en Reportaje al País decías que el cerro era de Lambare”, la nerviosa intendenta solo atinó a decir “El cerro es del cacique, no de la ciudad..”.

Quedé estupefacto, no podía creer haber oído lo que oí, una (en palabras vulgares) verdadera ESTUPIDEZ!!!. Tardé en reaccionar y al hacerlo me di cuenta de lo que es capaz de rebajarse el ser humano cuando hay grandes “intereses” en juego.

Aclaro que soy Lambareño de nacimiento, con orgullo y de corazón, y probablemente este escrito pierda validez por tal motivo, ya que opino desde una óptica muy poco imparcial, pero de todas formas quería plasmar mi indignación.

Haciendo historia, podríamos ver que el primer encuentro entre españoles y aborígenes en nuestra zona, se llevó a cabo en el lugar que hoy sería el Yacht y Golf Club Paraguayo, donde los indígenas lambareños expulsaron al invasor a la fuerza, el segundo intento por desembarcar en nuestras tierras fue en el histórico Cerro Lambaré, y nuevamente los lambareños atacaron a los españoles, no permitiendo así la total pérdida de su honor e identidad. El tercer y definitivo intento fue en la Bahía de Asuncióndónde habitaban los “Caracará”, ésta parcialidad indígena recibió sin resistencia a los invasores, pues veían en ellos aliados perfectos para sus luchas contra grupos indígenas del Chaco.

La valentía de los lambareños siempre está en duda, al igual que su honor e identidad, y creo que con razón, ya que Lambaré se ha vuelto con el paso de los años y las malas administraciones una simple ciudad dormitorio (entiendase como una ciudad cuyos habitantes solo duermen en ella, y se trasladan a otros sitios para trabajar, estudiar etc.) pero todo lo mencionado ahí arriba fue puesto a prueba hace cientos de años y los verdaderos lambareños demostraron su estirpe, coraje, honor, valentía, raza y muchas otras cualidades que jamás tuvo algún otro paraguayo en la historia.

Hace cientos de años, el Cacique Lambaré, dueño del Cerro que hoy lleva su nombre y de la ciudad a la que pertenecía hasta hace unos años, nos dio un gran ejemplo de lucha y resistencia, hoy probablemente le duela el alma al ver que todo aquello por lo que luchó, está perdido o expropiado y mas aún cuando niegan la pertenencia de SU cerro a SU ciudad.

samhain (mas lambareño que nunca)

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.