Te encontré

Photobucket

Tú has llegado a encender cada parte de mi alma, cada espacio de mi ser, ya no tengo corazón porque lo llevaste tu. Busco en cada canción, en cada poema frases para conquistarte, melodías para enamorarte pero no encuentro la indicada.

Basta ya de buscar en palabras necias y repetidas!. Este amor, esta locura ni Neruda lo supo explicar.

Ya se hace tarden y todavía no encuentro como decirte esto que me quema el corazón, que enciende más que al sol mi alma. Todos mis sentidos piden por vos, mis ojos te pertenecen, mis oídos solo escuchan tu voz, y aún así, todavía no encuentro la palabra indicada para expresarte esto tan hondo que me ahoga, tan caliente que me arde, que sana todas la llagas de mi corazón.

Así es ¡basta de filosofías inútiles, fonemas sin sonidos! Lluevan mañanas y noches en las que busco y no encuentro, en las que la lógica no sirve y mi cabeza da vueltas buscando como decirte si que sea poco lo que ocasionas en mis sentidos.

Estas palabras son escritas por un corazón desesperado, que desea encontrar un abecedario en el que esté lo que el siente, porque ya busque con él en todas mis venas, en mi razón, hasta en mis más profundas ideas y nada.

Ya basta de palabras sin sentido, ya basta de esta locura tan loca. Pero estoy seguro que es una locura bien cuerda, y hermosa a la vez.

Así te adoro, sin encontrar palabras para describirte esta locura descarrilada, así como una princesa más hermosa que las flores te sueño.

Al final, no trato de escribir un poema sublime, sino los gritos desesperados de mi conciencia, de mi alma. Trato de decirte la verdad más hermosa y verdadera que descubrí un enero, entre las estrellas y tus curvas deslizándose en al aire que respiraba, esa verdad la descubrí en vos, en tus ojos. Y eso fue lo que ocasiono esta revolución en mis sentidos.

Así, basta de buscar, porque ya encontre, porque te encontré.

Por: Joselo González
Dedicado a Sonia Elizabeth Gómez Insaurralde.

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.