Obligado Placer

Viajar todos los días en colectivo no es un lujo que me agrada, pero a falta del auto propio (muy anhelado por cierto) es un “obligado placer” que tengo que darme. Al fin de cuentas no es tan malo como parece, no se como será en el país que los vio ver la luz del sol pero por estos lardes un paseo en bus, micro, bondi o autobús o como le digan es una experiencia traumática, y no estoy exagerando.

La odisea empieza desde que te subís, o más bien desde que te lanzas dentro ya que los buses jamás frenan del todo, pasa lo mismo cuando bajas. Al tocar el timbre disminuyen minúsculamente la velocidad, lo suficiente como para que si caigas no te partas en mil pedacitos. A parte de tratar con el amable señor chofer al que no importa de que manera le pagues, siempre tiene algo que reprocharte de mala manera: si le pagas con monedas te manda a la re mil pu**s, si le pagas con un billete y te tiene que dar vuelto te vuelve a mandar la misma pute*da. Cuando sea más grande voy a hacer la Fundación Amor para los Chóferes para que los travestís los mimen, y les den con todo lo que sus mamás nunca le dieron porque obviamente algo les falto para tener ese odio tan profundo hacia cualquier cosa que se mueve.

El paseo tiene su momento cultural-artístico, cuando se suben niños a cantar los más tristes vallenatos o alguna música de iglesia de una forma tan pero tan lamentable que haría que el Dr. House se siente a llorar amargamente en una silla de ruedas. Terminada la tortura mas cruel que ni al mas loco de los nazis se le hubiese ocurrido piden limosnas; una vez le dije a uno: “Si no cantas te doy 5 mil guaranies” (seria 1 $ y algo) y una señora me refregó una carajeada de aquellas. Resultado: No le di lo pactado, la señora no le dio una sola moneda (pero que hdp) me levante porque justo me bajaba, mirándole a la señora primero y después al niño (para que la señora escuche lo que iba a decir) dije: “Eso te pasa por hacerle caso a esa vieja de m/3rd@”, ja! la cara de la señora no tiene precio. Desde que voy a la facultad también suben adultos con guitarras a tocar guaranias y polcas (buenísimo)

Pero son cosas que debo aguantar, es parte del folclore. Tal vez no la pasaría tan mal si no llevara tantas cosas pues como sabrán sigo Arquitectura y llevo muchos útiles, la vez pasada cuando intentaba mantener el equilibrio con mis escuadras y mi tabla de dibujo, el micro frena de golpe y le pego con la tabla a una chica que iba sentada pero un golpe de aquellos, de esos que da Lennox Lewis con la parte mas dura de la tabla.

¡Pobre chica enserio! A mi y todo me dolió de solo pensarlo, aparte hacia un frío que pelaba.

Me gusta el otoño! (¿?)

8 Comments

Join the discussion and tell us your opinion.

Germán
abril 06, 2008 at 07:04 PM

Acá no hay que lidiar con lo del vuelto con el colectivero porque hay unas máquinas. Igual hay algunos que son super mala onda, o que no te paran cuando los paras y demás, pero hay muchos otros que son más amables. Cuando puedo sentarme no me disgusta tanto viajar en colectivo es un lindo momento para pensar. Por ahi la chica esa no te dija nada porque estaba absorta en sus pensamientos(?)

saludos!

flor!
abril 07, 2008 at 12:04 AM

jaja una vez estab en el colectivo con una amiga y el colectivero miraba por el espejo retrovisor, y miraba y miraba…me dio la sensacion q era medio “baboso” de su parte asi que nos sentamos mas atras y nos bajamos enseguida…

otra vez estaba con mi primo y mi mejor amigo en un colectivo en las sierras, y como habia mucha gente ibamos parados yq uedamos adelante de todo, al lado del colectivero casi. Los chicos, re caballeros me dejaron adelante de todo, porque en las subidas y bajadas siempre habia uno que te “apoyaba”…pero en un momento el colectivo freno de golpe y me fuí contra la ticketera…pero el colectivero re piola se me reia nomas jajaja!!

gabriulo
abril 07, 2008 at 06:04 PM

Hija.. en Paraguay estamos todavia en la edad de piedra en la cuestion de transporte publico…

Aunque queda demostrado tambien con lo cavernicolas que tenemos en el congreso y otros salvajes que escriben blogs :O

jejeje

Hattrick
abril 08, 2008 at 01:04 PM

hahaha.. enserio se suben muchos adultos para cantar, dar su demostración con los distintos instumenstos musicales..

la otra vez se subieron unos Brasileros, que tocaban una especie de flauta pero de madera nose el nombre del instrumento acompañado de un guitarrista pero su guiitarra parecía de juguete xD excelente !! sus canciones ;D

jessica
abril 08, 2008 at 01:04 PM

En serio a veces dan ganas de pagarles para que no canten.. yo muy pocas veces viajo en colectivo pero las veces que tuve que .. me encontré con niños que cantaban… encima causan gracia y no podes reirte de una persona en su cara nose… :S me da pena otra vez…

ah y están tambien los nenitos que reparten a cada pasajero una estampita o lo que sea ajajajaja.. que hb!!!!!!!

Divaguetaz » En Blanco (…)
abril 08, 2008 at 10:04 PM

[…] música les cambio el día? Suele pasar, pero nunca significo nada para mí hasta que hoy durante en el colectivo me cambio la cara este es el tema […]

CelticWitch
junio 03, 2008 at 09:06 AM

No creo que todos los conductores sean asi… pero la mayoria lo son y dan mala fama al resto…

Yo personalmente, les dedico una sonrisa, les trato de facilitar el dinero lo mas justo posible, y les digo GRACIAS… nuevamente con otra sonrisa… Si con todo esto siguen argeles, me dedico a pensar en lo mio y tratar de no ser motivo mas de su angustia… mi vida no va a ser mejor ni peor si un conductor es argel o no… aunque si me hace sentir bien cuando veo un pequeño cambio cuando se lo trata con amabilidad…

Creo que se olvidan de toda la odisea por la que ellos tienen que pasar tambien… faltaria un poco mas de empatia querido Gabriu…

gabriux
junio 03, 2008 at 11:06 AM

Definitivamente mi estimada bruja celta tenes razon, la verdad que generalizar es mas bien un reflejo de defensa en todos 😀 y del que no soy excento …

Se viene la nueva versión cuando tenga más paseos 😉

Leave a reply