Nada es gratis en la vida

Este fin de semana tuve una breve escapada a Posadas para el aniversario de unos tíos. No comente nada por acá por el simple hecho de que el día anterior decidí no ir porque tenía mucha tarea de la bendita facu, pero no había contado en casa esa decisión, entonces me despiertan tipo las 6 de la mañana y digo que no voy, mas por sueño que por otra cosa, entonces intento dormir de vuelta y me doy cuenta que va a ser imposible por todo el kilombo que hace mi hermanito, la verdad que de “ito” ya no tiene mas nada pero es costumbre no? Ya esta en plena edad del pavo.

Entonces como soy “firme con mis decisiones” me levanto y digo: Me voy a ir. Obviamente se armo una breve puteada, normal “nada es gratis en la vida”. En fin, nada más eso. Y de “bonus track” por el apuro de decidirme sobre la hora me olvide de la ropa adecuada (era un boda de oro), resultado: termine comprando ropa nueva con dinero ajeno (grande los viejos, que entre puteada garpaban, yo simplemente sonrei como diciendo “por despertarme a las puteadas”) 😀 Moraleja: si queres ropa nueva, preparate a ultima hora para los viajes o directamente no te prepares y anda, total no te van a dejar desnudo y si te dejan, bueno hay cosas peores.

Quería compartir nada mas como soy firme e inflexible una vez que las decisiones fueron tomadas.

Como diria Sebas, la rompo

(*) “El Ojo del Parana” foto desde la poderosa en el Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.