15 de agosto

Hoy es un día bastante especial para quien que habita estas tierras, para los que conocen la real situación del Paraguay y para todos los que por alguna razón están allá afuera, presos tal vez del exilio laboral, fruto de tantos años de hegemonía colorada, décadas de “salvese quien pueda”, egocentrismo y corrupción.

Hoy amaneció distinto, tal vez fue el atípico día agradable, muy raro por acá; parece ser que el clima se adapto al ambiente duro y desesperante del país entero o posiblemente fue la asunción del primer presidente no colorado, responsable de la caída del partido colorado que estuvo usando y abusando del poder los últimos 61 años (De esos 61, 34 correspondieron al gobierno de Alfredo Stroessner, considerado uno de los dictadores más sangrientos de América Latina.)

Estoy feliz, tengo que admitirlo estoy demasiado feliz porque mi pueblo tomo cartas en el asunto, sacaron del poder a quienes tanto nos malograrón la existencia,a quienes “expulsaron” del país a tanta gente, dejaron sin comida tantos hogares, dejaron sin techo a tantas familias, huérfanos a tantos niños, silenciados a periodistas, montando espectáculos dignos de circo y todo eso lo disfrutaban cómodos en sus fastuosos hogares. Y lo hicimos juntos como pueblo.

Paraguay hoy se encuentra caminando hacia una pura democracia y la conformación de un verdadero pueblo que ya esta cansado de ser pisoteado, que ya deja de decir con la cabeza baja: “Mba’eicha la japota?” (¿Que vamos a hacer?) y que quiere un país mejor y que no va a aguantar otra decepción.

Hoy, 15 de agosto empieza el cambio, renace la fé y esperanza pero por sobre todo nace un pueblo sediento de un país mejor. Hambriento de que esa bandera onde bien alto y sea sinonimo de lo que significa. Feliz Día de la Bandera, Feliz día Paraguay, Muchas Felicidades Pueblo Paraguayo!

La paciencia no es eterna, con un pueblo no se juega. América – A77aque

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.