¿Ruidoso exito?

Vivo en cercanías de una importante y bastante populosa zona comercial de Asunción, lo cual significa que comparto el espacio geográfico con  distintos extremos de personas. Desde el pudiente empresario, propietario de varios negocios y/o galerías hasta su ultimo empleado, ese que vive en una pieza de inquilinato en condiciones deplorables. Todos separados por unos pocos metros.

Alguna vez ya me acorde de ellos por acá, y lo vuelvo a hacer música fuerte y vomitiva de por medio (gracias vecinos). Me doy cuenta que mis vecinos son una muestra bastante interesante de absolutamente todos los problemas del país y tal vez no solo de este, ya me dirán mi lectores extranjeros.

¿Por que? Bueno, considero a la falta de cultura como la culpable de todas las desgracias que nos acechan. En Paraguay no hay pobres porque no hay trabajo, hay pobres porque simplemente no se quiere trabajar, juro que  tranquilamente me podría hacer un libro ejemplificando y justificando mi teoría. Ya conocí mucha gente, estuve en muchos lugares pero sobre todo leo las noticias y tengo dos ojos en la cara (tan deforme no soy, bueno si pero tengo dos ojos) .

Hay pobres por carencia de cultura. Tengo vecinos por ejemplo que no tienen ni casas (inquilinos), carecen de una heladera, tampoco cuentan con un baño propio ni tienen un colchón decente pero bien que tienen un potente equipo de sonido de ultima generación, de esos que cuestan mas que todo lo que dije anteriormente junto. Y son felices así…

Y es simpático porque revientan su “gran inversión” al todo lo que da en sus piecitas de 3×3, mientras en la vereda otro damnificado mental hace lo propio con su auto. El pobre auto no es capaz de arribar Perú desde el centro pero suena mas fuerte que Glam, Coyote y Tropi Club juntos. Sus hijos no tienen ni abrigo para el invierno pero la cerveza y el asado que se extiende de viernes a domingo no falta nunca. Ni hace falta decir como terminan (…)

En el hogar te podes tropezar con tantos “cds mp3” y peliculas truchas que se exiben orgullosos en un estante que bien podria estar lleno de libros. Ni hablemos de las comodidas a las que estamos acostumbrados, simplemente no existen.

Que gente mas rara esta que mide su éxito con el ruido que son capaces de generar. Y que molestosa es.No se que problema tendran o en que dimension tendran la mente que no pueden dimensionar que a metros hay familias, hay bebes, estudiantes y trabajadores que si quieren salir adelante.

Ignorantes y bastardos que andan.

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.