Lucho, gordo infeliz (I)

Lucho siempre fue un gordo infeliz, lo único que cambio en él fue su barriga que con el correr de los años duplico su tamaño. Nunca entendí porque la gente dice “correr de los años” los años no corren, te caen encima. Exactamente como lo hace la lluvia, por supuesto hay a quienes les queda bien mojarse y a quienes no. Lucho pertenecía a los segundos, siempre perteneció a los segundos. Si bien sabia hacer de todo, nunca fue el mejor en nada.

– Dale anda, no seas maricón. Si recuperas la pelota te compro un sandwich de milanesa dijo un Luchito inocente aun pero que ya dejaba ver en su cuerpo los abusos calóricos. El sabía mi debilidad hacia las milanesas y otras minutas, es mas sabia todas mis debilidades. ¡Callate gordo! le grite y empecé a trepar aquel lapacho amarillo recién florecido de la vereda de Doña Tita, era enorme y de tan amarillo brillaba. Recuerdo que treparlo se sentía como escalar un rayo del mismo sol. Era uno de esos momentos mágicos que se me grabaron para toda la vida.

Alcance la pelota “alegórica al mundial” como le decía el gordo, para mi no era mas que una esfera de cuero barato con el dibujo del gallo que tenia algo de Clark Kent pero decía “Francia 98” entonces debía ser alegórica. La tire y en lugar de bajarme para seguir el partidito seguí trepando. No recuerdo porque, simplemente seguía subiendo. Capaz pensé que de verdad se trataba de un rayo de sol, capaz solamente quería mostrar mis dotes primates. No se, subía simplemente por inercia como si algo dentro mío se haya despertado. Abajo todos dejaron de jugar para admirar mi hazaña, todos menos el gordo de Lucho que no acertaba al arco por mas libre que este ¿o si acertó? … no recuerdo.

Tampoco recuerdo que hice mal para caer de tan alto y tan mal. Solamente recuerdo el dolor insoportable, las caras borrosas, sirenas y después los sollozos de mi vieja junto a las oraciones de tata. No estaba dormido pero era obvio que tampoco estaba despierto. Escuchaba todo lo que pasaba a mi alrededor pero no podía mover ningún dedo ni abrir los ojos.

Eran todos los días iguales: mi vieja llorando, tata rezando, mis hermanastros pidiéndome que no me vaya porque esta vuelta si iban a ser buenos conmigo. Y cada tanto la voz del gordo infeliz de Lucho que me llevaba la tarea como si fuese que podía sentarme a hacerlas.  ¡Que gordo odioso! No contento con eso se sentaba a mi lado a hablarme, me contaba que ahora hablaba con Claudita y que ella estaba preocupada por mi. El sabia como me gustaba Claudita; ella era la cosa mas linda que había visto en mi corta primera década, cuando reía sonaba como una música de los Beatles y tenia unos ojos claros en los que me daban ganas de tirarme a nadar. Pero era demasiado para mi… me resignaba y con mirarla como mongólico me era suficiente. Pero confieso que su preocupación por mi persona alimento todo tipo de esperanzas que el tiempo se encargo de enterrarlas vivas.

Lucho me contaba que Claudita de cerca era mucho mas linda de lo que yo decía, que todos los poemas que le había hecho quedarían cortos y que olía todavía mas rica que las medialunas cuando recién salían del horno. En un pausado silencio, casi con la voz temblando me contó que a el también le gustaba. Si estaba despierto juro que le daba una trompada de aquellas al gordo, una que le iba a mover las pocas neuronas que le quedaban y capaz le acomodaba los dientes torcidos que tenia.

Tantas maneras de vengarme se me ocurrieron durante el corto silencio de Lucho. Pero tantas ideas se quedaron en silencio cuando me dijo “Pero Claudita es tuya y vos mas que mi amigo, sos mi hermano. Despertate maricón, por favor despertate” Yo no podía creer que el gordo se largue a llorar en mi pecho, por lo visto mi situación era grave y me quede congelado. No me quedaban dudas de que si podía estallar en llanto también lo habría hecho. Pero lo hacia por dentro… lloraba como un recién nacido, esa noche fue la mas larga de mi vida.

Mi papá no apareció nunca, no esperaba que lo haga pero como estaba dormido pensé que podía ponerme a soñar ¿y por que no? Que algún sueño se me cumpla. Mamá siempre dijo para que no me decepcione que no espere nada de él, yo siempre me hice del que no me importaba pero la verdad era que cada vez que alguien tocaba el timbre en casa me cruzaba de dedos, de brazos, de piernas y de lo que podía cruzar para que sea él con galletitas o empanadas para merendar conmigo, o que Ramoncito el cartero traiga algún día una carta que lo tenga como remitente.

Nunca sucedió pero por algún motivo esa noche pensaba que  cada golpe en la puerta podía ser él. Las probabilidades existen, son muchos números pero al final son siempre las mismas: o es o no es. Y esta vez no fue nunca…

Continua (…)

21 Comments

Join the discussion and tell us your opinion.

Matías
octubre 13, 2009 at 02:10 AM

¡Genial! ¡Genial!

Tweets that mention Divaguetaz – Lucho, gordo infeliz (I) — Topsy.com
octubre 13, 2009 at 02:10 AM

[…] This post was mentioned on Twitter by matias insaurralde. matias insaurralde said: RT @gabriux No quieren leer un "cuentiko" que se proyecta?? http://bit.ly/4lYlMy […]

Cesar
octubre 13, 2009 at 03:10 AM

Listo.. ya me enganchaste.. “Necesito” la continuación..

jessica
octubre 13, 2009 at 03:10 AM

jajajajajaaj esta buenoooo!!!! quiero leer masss gabriuuuloo!!!

Gabriel
octubre 13, 2009 at 03:10 AM

Te juro que tengo varios finales en mente, bueno uno es final y el otro continua… justamente fue la indecisión la exclusiva responsable del “Continuara” pero tampoco quería algo muuuuy largo. Las cosas largas casi nadie lee. Por lo menos en internet no 😛

Gianny Lezcano
octubre 13, 2009 at 03:10 AM

Gaabriuxxx me encanta!!! quiero saber el final…. como extraño a mi viejo:(..

leandro!
octubre 13, 2009 at 03:10 AM

Se me humedecieron los ojos en un momento!
Me reee gusto! y que grande resulto ser Lucho eh… como continua?

Antihumano
octubre 13, 2009 at 10:10 AM

Que genial! Como de costumbre.. Yo también me sumo a los que quieren saber ya nomás como continúa

mosqui
octubre 13, 2009 at 05:10 PM

hija!! no podés hacer algo mas exelente?? que bueno que ya está… ME ATRAPO a mi tb… heeeey te felicito… no quiero que termineeee!! que sea un constante continuará! (un desafío aún más grande)

kokochon
octubre 13, 2009 at 06:10 PM

boluuuudo… que buena historia! el mejor final es lo que pasó en verdad, condimentada con la distorsión del tiempo transcurrido… esperamos el final… no le seguiste el rastro a Claudita en la actualidad?

Jime
octubre 13, 2009 at 11:10 PM

hijoooo!
gabriel, esto es para seguir leyendo..!
buenisimoo.

Federico Gaona
octubre 14, 2009 at 02:10 AM

Está bueno, pero ¿cuanto tiempo lo que se quedó en coma? parece que estuvo semi muerto años!!! jajaja.

mike
octubre 14, 2009 at 04:10 AM

mirá pibe. me hiciste parar la reproducción de “I’m your villain” de Franz Ferdinand en el Media Player Classic. eso quiere decir que me enganché y le presté atención.

está para elaborar un blog sólo de cuentos y relatos con la participación de los perros. desde ya, la reminiscencia atrae a la segunda parte. veremos, las secuelas suelen ser…sabés como suelen ser. así que aguardo, aguardo.

PD: un chiqui más de f7

Final review. Thumbs up.

Fate
octubre 14, 2009 at 09:10 AM

…che contana ya el final, que nos dejasteko con curiosidad anga…
¿Quédará el protagonista con coma por diez años? ¿Al despertar descubrirá que Claudita se casó con el gordo? ¿La familia desesperada por las cuentas de medicamentos decide olvidar al enfermo en Clínicas? ¿Solamente lo visitan Lucho y Clau? (ja ja me recuerda al EFECTO MARIPOSA)
…dejo de molestarte y espero el final… gracias mante

Federico Gaona
octubre 14, 2009 at 12:10 PM

MMMM para mi tiene que tener también algo de efecto mariposa, para que sea aún mas jodido el cuento.

freakg
octubre 14, 2009 at 05:10 PM

buenisima historia gabriel,
yo no soy de leer cosas largas, pero esta vez tuve que salir del molde y leer un par de veces para poder entender.

😀

pulgares arriba!

slds!

Fabio J.
octubre 15, 2009 at 02:10 PM

Aguante el gordo Lucho..! Sabía que iba a terminar dejando salir su aprecio.. 😀 jajaja

Bien Gabriuxx..! Atento a la continuación..

Gabriel
octubre 15, 2009 at 03:10 PM

Gracias a todos por los comentarios 😀 Así lo que da gusto enserio!

vero ro
octubre 21, 2009 at 03:10 AM

asi lo que da gusto en serio! hahahaha.. te mereces un premio boludo! buenisimo.. espero un gran final.. porque o si no te busco en la facultad y te doy una trompada de aquellas como el gordo iba a recibir por gustarse de claudita! eeeehhh sha lo tengo memorizaaado viistee??!! haha segui asi 🙂

Samhain
octubre 23, 2009 at 05:10 PM

Que capacidad de ponerle la firma a todo lo que escribis.. es un Gabriel Benitez original.. no se si esperar el final, hasta donde leí esta muy bueno.. y me puedo hacer mil finales en mi cabeza.

A veces lo que continúa se pudre y otras tantas veces hay quienes logran que madure en la medida justa. De vos espero lo segundo. Un abrazo.

vicky
abril 11, 2010 at 08:04 PM

llore boludo :S

Leave a reply