La tecnologia ¿amiga o enemiga?

Cuando los chinos inventaron la pólvora allá por el siglo IX jamás se hubiesen imaginado que siglos más adelante, sus coloridos juegos artificiales que tanto placer les daba se convertirían en armas mortales.

Eso pasa con casi todo lo que inventa el hombre: se deforma y termina atentando contra el mismo. Hoy la tecnología nos está desbordando. O mejor: el mal uso de la tecnología nos está desbordando. En el colegio tenía un profesor al que, o lo odiabas profundamente o lo adorabas, no existía un punto medio y tampoco importa de qué lado estaba yo, lo único que voy a decir es que me pasaba de bando cada dos por tres. Solamente lo menciono porque decía algo que recién ahora, luego de varios años tiene sentido para mí: La tecnología malogró la niñez del mundo, corrompió al adulto y mato al anciano. También decía que internet era una moda, tal como los pantalones Oxford y que Nicanor Duarte Frutos iba a ser el mejor presidente de la historia paraguaya, pero no vamos a debatir sobre su inteligencia, por lo menos no ahora.

Hoy la tecnología es parte de nuestras vidas y sin darnos cuenta hacemos cosas que serian imposible para nuestros padres e inimaginables para los abuelos. Pero la pregunta es ¿le estamos dando un buen uso?

Verdad #1 La tecnología mato al anciano. No existe ningún producto pensado en ellos, nada que les facilite la vida, lo más tecnológico que tienen a su disposición son los marcapasos, y les viene al pelo porque no hace falta ni que se pongan los lentes. Y el marcapasos no, no les facilita la vida, solamente los mantiene vivos.

Verdad #2 Corrompió al adulto. Hoy se sienten menos, disminuidos y avergonzados por el hecho de que un niño que no pasa del metro de altura sea un experto y pueda darles cátedra sobre el uso de esas maravillas tecnológicas y desconocidas para ellos. Y como ellos son personas “grandes” no pueden permitir que un púber les enseñe algo. Porque en teoría por el hecho de ser adultos hace que lo sepan todo. No se dan cuenta que cuando más se nieguen a aceptarlo mas están admitiendo su ignorancia y mas corrompidos están.

Verdad #3 Malogro a la niñez. Teléfonos de última generación y fotos atrevidas de menores circulando en internet son hoy cosa de todos los días. Ni hablar de la discapacidad para concentrarse, aprender y leer libros como lo hacían sus padres. No hace falta ni explayarse demasiado al respecto. La falta de educación de parte de los chicos y sus respectivos padres, que desconocen que podrían estar dándole un revolver cargado a sus hijos, al regalarle ese aparatezco de ultima generación del cual desconocen su razón de ser.

Los malos hábitos y el mal uso van de la mano a todos lados, ambos persiguen a la falta de educación y ella es un perra que se gano varios premios de atletismo así que para perseguirla hay que ir rápido y ambos lo son, por eso ni nos damos cuenta que nos hacen ignorantes e improductivos.

¿Cuántas veces nos colgamos en las distintas redes sociales por chismosos? ¿O nos pasamos la parada por culpa del iPod? ¿O nos auto cagamos por exponernos más de la cuenta? ¿O gastamos más de la cuenta en algo que ni necesitamos? ¿O nos llamaron la atención en el trabajo por hacer de todo menos lo que nos corresponde?

La verdad de la milanesa es que la tecnología es buena y también puede ser muy mala, todo depende de la forma en que la usemos. Así como un serrucho puede servir para cortar en pedacitos a esa persona de la que tanto nos acordamos de su madre, fue creado, entre otras cosas, para cortar la leña.

Pasa eso con la bendita tecnología: fue creada para facilitarnos la vida pero también tiene su lado malvado que nos saca un dedo y nos mete dos. Tenerla de amiga o enemiga depende de nosotros.

Pobre chinitos ¿no?

* Columna para la Factory de Marzo

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.