Honorificamente Lamentable

Que el cigarrillo es dañino para la salud y que además está instalada en la cultura de los más jóvenes no es un gran secreto, los más chicos empiezan a fumar alrededor de los 12 años. Más para estar a la onda que por otra cosa, y así como hay muchos que dejan el vicio por el camino, también hay otros que lo dejan recién en su lecho de muerte. Y todo bien con eso, vos podes elegir como morirte, es tu salud y sabes que en algún momento vas a tener que cargar con ello.

El verdadero problema arranca cuando atentas contra la salud de terceros, y mientras en el mundo más de medio millón de personas mueren al año por ser fumadores pasivos, en Paraguay, fruto de movidas turbias de los empresarios, y con un congreso en el que más de uno se dedica al negocio, nos aprueban una ley que permite fumar en espacios cerrados.

Sí, parece ser parte de la cultura moverse a los costados y para atrás pero nunca para adelante. Lo único que falta ahora es que salgan médicos a recomendarnos fumar porque hace bien a la salud, tal cual los anuncios de tabacos de los años ’60 en E.E.U.U. Lamentable.

Y si, hoy atentar contra la salud del resto está permitido por ley. Que no nos sorprenda cuando llegue el día en que instalen ceniceros en las incubadoras. “Honorable” Cámara, las pelotas.

Como dijeron en Dementesx: “Que se fume en las discos, en los bares (en áreas de fumadores). Pero tampoco para “liberar”. Que liberen internet, ya que quieren liberar algo.”

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.