El nuevo spot de Tigo

vga_P1000144

En Francia 98, un gol de oro nos mandaba a casa minutos antes de ir a los penales en los que nos gusta mucho pensar que teníamos grandes chances de dejar fuera a los galos que finalmente resultaron campeones del mundo.

4 años después, en el mundial primer mundial realizado en Asia y entre dos países Corea – Japón también nos quedábamos en octavos, no sin antes hacerles sudar más de la cuenta a los alemanes que finalmente terminarían siendo tumbados por Brasil en la final.

En Alemania, la mala suerte nos dijo que no muy temprano, en la fase de grupos. Debutamos contra los ingleses con un gol en contra de Gamarra y un Villar que se retiraba a los cinco minutos ahogado en lagrimas por una lesión que lo dejó fuera del mundial. Las cosas no pintaban bien. Aunque Bobadilla no desentonó, no alcanzó: perdimos contra Suecia con un gol a ultima hora y estábamos más fuera que adentro. Luego la victoria contra Trinidad y Tobago ya no sirvió ni para levantarnos la moral. Cosas que suceden.

Como el futbol es un deporte que da revancha, en Sudáfrica tuvimos nuestro mejor mundial hasta ahora: llegamos a cuartos de final contra una España, que finalmente salió airosa en un partido que estaba para cualquiera de los dos, con un penal errado de Tacuara que hasta ahora duele y con otro penal parado por Villar. Ese mundial poco después sería el primero de la historia de los rojos.

Cuatro mundiales disputados, en tres nos cruzamos con finalistas, en dos oportunidades nos dejó fuera un campeón del mundo. ¿Da para pensar no? Y totalmente da para concluir que no sirve de nada ser candidatos, que el tema pasa por querer más para llegar a más.

Por eso me pareció muy emocionante la nueva publicidad de Tigo, que anuncia así, casi con piel de gallina que a partir de ahora es sponsor oficial de la selección. Borrón y cuenta nueva, ya no importa lo que hicimos, importa lo que podemos llegar a hacer.

Desde que tengo noción veo a la selección en mundiales, dejando todo, y y es hora de ver a Paraguay campeón.

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.