Seamos más hinchas

 

Defensores del Chaco
Defensores del Chaco

 

Estoy indignado: como cerrista, paraguayo pero sobre todo como amante del buen futbol.

Yo no recuerdo cómo, ni el momento exacto en el que comenzó mi amor por los colores de Cerro pero empezó, me desbordó y está más presente que nunca. Gracias viejo por darme esa alegría.

Por supuesto, en el camino hubo muchas alegrías y más penas de las que me hubiese gustado pero este sentimiento siempre estuvo acá, latiendo como la Olla repleta. Fue mi primer amor y es para toda la vida. De vuelta y porque nunca se está demasiado agradecido ¡gracias viejo! Por enseñarme lo que es ser hincha.

Ser hincha de un club, es saber lo que es el amor en su estado más sincero. No es solamente estar en las buenas o en las malas, es estar siempre. Es ir al estadio o prender la tele y alentar de igual manera si es un amistoso, una semifinal de Copa Libertadores o una final intercontinental. Es alentar a tu equipo con el mismo fervor siempre, motivado por ese sentimiento que te explota en el pecho cada vez que ves esos colores en la cancha.

Ser hincha no es ponerse en contra de tu equipo por algo que no tiene cabida ni razón de ser dentro del futbol: el odio.

Está mal silbar a chicos que hicieron todo el sacrificio del mundo para cumplir el sueño de llegar a primera, está mal escracharlos por querer hacer las cosas bien y está mal no gritar un golazo como el de esta tarde. Pero si hay algo que está todavía más mal es pasarse el partido entero cantándole a un equipo que está jugando a 500 km. de 5ta. y sobre todo, lo que peor está, es festejar una derrota como si los campeones fuésemos nosotros.

Claro que actuar mal no es exclusivo de nuestra hinchada: También está mal colgar la bandera de un equipo brasilero en la sede de tu club y tirar bombas para festejar una eliminación que duele porque bien se pudo, pero no fue.

Luego quedamos todos shockeados cuando en un superclásico hay incidentes, heridos de bala o algún muerto.

La violencia en el futbol existe porque nosotros la promovemos, la llevamos ahí y la sentamos en las gradas quitándole el lugar a las familias y a la gente que iba  la cancha hasta que “se volvió peligroso”. La cancha no es peligrosa, el amor al fútbol tampoco, los violentos si lo son.

Este odio que estamos predicamos no es ser hincha muchachos, es ser anti fútbol.  Basta de eso.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.

13 comments: On Seamos más hinchas

  • Muy bueno el post, la verdad pienso lo mismo, yo culpo a la falta de civismo de todos los paraguayos, o la menos de una gran mayoría.
    Mira, acá esta el post que hice el miercoles http://adonispy.wordpress.com/2011/06/01/falta-de-civismo-paraguayo-cerro-vs-santos/ echale un vistazo vas a ver que tenemos puntos en común.
    Saludos.

  • Lo de la bandera es mas comprensible, porque es una cargada, pero lo de silbarle a los juveniles porque ganan eso ya va mas alla, es ser demasiado antifutbol que con tal que el otro no tenga exito preferis que tu propio club fracase. Es una mentalidad mediocre…

  • buen post.. pero no es lo mismo gritar goles contra tu rival que gritar goles contra tu equipo!! y mucho menos abuchear a los juveniles que no sabían ni como actuar..

  • La hinchada demostró ser, una vez más, de la especie: “Homo Nonpijuscalzarum”
    Imagínense, ponerse felices por una derrota (la de Olimpia y Cerro). Hi’ari, abuchear a un equipo juvenil que aguantó y que hizo difícil al equipo de Nacional conseguir el título de campeón. En el tanteador está la prueba.
    Como dice más arriba, la falta de civismo nos esta carcomiendo.

  • Las cargadas siempre formaron parte del fútbol, me parece completamente normal que los cerristas estén contentos de que Olimpia no fue campeón, mañana habrá que bancarse nuevamente las cargadas, pero esto es asi, es un fracaso y hay que bancárselo…

    Ahora, lo de festejar goles en contra de tu equipo y abuchear a tus jugadores por hacer goles es algo que en 25 años nunca vi en una cancha de fútbol…

    Y no me vengan con que los olimpistas haríamos lo mismo… no me crean a mi, simplemente remóntense a los antecedentes como la Libertadores del 98 (Cerro estaba virtualmente eliminado y necesitaba de una victoria de Olimpia ante Colo-Colo en Chile, Olimpia ya estaba cómodamente clasificado, pero igual salió a ganar y Cerro llegó hasta semifinales) o en el 2009, cuando teníamos una disputa tremenda contra el Libertad de Cartes y en la última fecha jugábamos contra Nacional que era su rival por el título. Yo fui a la cancha y la hinchada alentó los 90mins (como siempre) sin importar que Libertad pueda llegar a ser campeón si ganábamos.

    Hay que respetar la manera que tiene cada uno de vivir el fútbol siempre y cuando no haya violencia física y se respeten las leyes sagradas de la competencia. Y si no le gusta dar y recibir cargadas vayan a mirar torneos de ajedrez

  • Sencillamente brillante…

  • mejor dicho imposible

  • lo malo es gritar los goles que te hacen y festejar tu derrota.. soy olimpista y consideraria una verguenza de mi inchada eso.. el festejo de la victoria del santos es normal.. cuantas veces nos cargaron los de xerro por eliminarnos.. pero el de festejar en contra de tu equipo es una verguenza..

  • Una precisión a algún comentario franjeado. Lo de la Libertadores de 1998 fue de la siguiente forma. Universidad Católica ganaba en el San Carlos de Apoquindo 2 a 0 a la franja, que luego, mediante el excelente número 10 Luis Alberto Monzón, descontó. El partido terminó 2 a 1, y por eso los cruzados quedaron eliminados, porque tenían menos goles marcados que Cerro Porteño. El Ciclón clasificó a la siguiente ronda con ese gol, el cual agradecemos, pero ese 3 a 1 de la franja contra Colo Colo fue para que el equipo de Para Uno clasificara, y no era para darle una ayuda al Ciclón. Peante. Aguyje. Añua.

  • luis ramirez

    sincerament excelente la post me gusto mucho hay q aprender a ser hincha y amar y admirar a algo tan hermoso como el futbol.. si en sintesis el futbol nos cambio radicalment la vida a todos… a la historia

  • La verdad que no me parece decir “lo que hicieron los cerristas es peor”, toda acción que motive una reacción de enfrente para mi es “lo peor”. Vamona los perros! Despues nos sorprende cuando hay muertos en las “fiestas” de los supeclásicos.

  • Si quieren echarle la culpa a alguien de la violencia y los asesinatos en las canchas (y en cualquier otra parte) háganlo al sistema de educación, de justicia y seguridad, no a los que queremos vivir la pasión del fútbol! Vamo na!

Dejar Comentario:

Tu correo no será publicado.

Site Footer