Para ver: American Horror Story

No sé si será solamente una impresión mía pero me parece que el género “terror” se está perdiendo desde hace ya un buen tiempo en el cine. No recuerdo cual fue la última película que me generó miedo, ansiedad y desesperación a la vez. Simplemente no recuerdo.

Ahora, me pareció muy extraño encontrarme con todo lo que te esperás de una muy buena película de terror en una serie: American Horror Story.  De los mismos creadores de Nip/Tuck y Glee, dos series bastantes opuestas entre sí y que nada tienen que ver con esta, pero que sirven para tener una pauta del nivel creativo y sobre todo del éxito de sus realizadores.

American Horror Story es una serie de terror, pero de un terror al que no estamos acostumbrados: bien explicito, de difícil digestión y sin censura, que si bien puede llegar a tomarse muchas licencias, me parece que el terror es así: hay cosas que no se explican.

La historia gira alrededor de una familia que se muda de Boston a Los Ángeles para superar una crisis: un aborto no planeado y una infidelidad de parte del marido, la cuestión es que la casa a donde llegan tiene una historia marcada por asesinatos y grandes desgracias.

Si bien hasta acá puede parecer la típica historia de la casa plagada de fantasmas que aterrorizan a los personajes, nada más alejado de la realidad, va más allá. Me gustaría decirles cómo, pero la serie va recién por el tercer episodio y tiene una cantidad de piezas, que supongo, tendrán que unirse en algún momento. Tampoco quiero arruinarles el encanto de armarse sus teorías, es una historia llena de cabos sueltos y misterios que cada uno interpretará a su manera.

Es una serie con todo lo que las películas de terror perdieron: excelentes personajes, una historia que si bien es un cliché de terror, sorprende por cómo se van tejiendo otras a su alrededor. Es atrapante, desespera y mete miedo. No un miedo tenebroso que te va a dejar sin dormir y temblando, pero si lo suficiente como para dormir con una sonrisa diciendo “hijo de puta, que buena está” y esperando con ansías el siguiente episodio.

La serie está increíble y más que recomendada. Para verla de noche a un volumen considerado, capaz de día no tenga el mismo impacto.

Por supuesto ¡ya está en Cuevana! en Fox la estrenan recién en noviembre.

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.