Todos a votar el referéndum

paraguayosenbuenosaires

Este domingo 9 de octubre se realiza el referéndum. El tema a tratar es el voto de los paraguayos residentes en el extranjero, o si prefieren, la enmienda del artículo 120 de nuestra Constitución Nacional que dice textualmente:

Artículo 120 – De los Electores
Son electores los ciudadanos paraguayos radicados en el territorio nacional, sin distinción, que hayan cumplido diez y ocho años.

Este artículo es un castigo doble para los condenados a vivir en el extranjero, cayendo además en una una gran contradicción: la democracia es sinónimo de participación y todavía, en pleno siglo XXI, seguimos contando con leyes discriminatorias.

Vayan, expresen su postura y sobre todo dejen constancia de ella votando por el sí o por el no, pero voten. Es la única manera de reclamar por las cosas que después nos pasan como país.

A partir de acá doy mi postura personal, mentes cerradas y ciegas con fanatismo pueden y recomiendo pasar de largo.

Me cuesta mucho creer que haya gente en contra del voto de paraguayos en el exterior, más todavía me cuesta creer las ridículas premisas en las que se basan “¿Cómo van a decidir ellos si no viven nuestra realidad día a día?” Nada más alejado de la realidad, el paraguayo que está en el exterior si vive el día a día en toda su plenitud, su realidad en otras tierras es justamente consecuencia de esta realidad.

Entonces: ¿Cómo no va a tener derecho el paraguayo, nacido en estas tierras que por algún motivo está en el extranjero, de decidir lo que pasa con su país que muchas veces es más suyo que de los que vivimos acá?

A modo de ejemplo, después de la guerra civil del ‘47, alrededor de 400.000 paraguayos fueron exiliados solamente en Buenos Aires. Esta gente no eligió vivir allí, fue forzada por una política que castigaba a quienes pensaban diferente.

Entre el 2005 y 2007 se produjo un éxodo económico masivo a España, país que fue productor del rubro más importante de la economía paraguaya en ese entonces. Gente que también fue victima de un gobierno estancado, que no producía para el común de la población.

Lastimosamente las condiciones no cambian de la noche a la mañana, como a veces lo pintan partidarios de la oposición, que coincidentemente llevan más de un siglo con “cambios” que no hicieron más que empeorar nuestra situación.

El domingo hay que votar por el SI para habilitar el voto en el extranjero e igualarnos a todos. El paraguayo que se sienta extranjero no va a ir a votar. Los que están ansiosos por un feliz retorno, si. Esa es la verdad.

La gente de afuera debería tener la posibilidad de ir a votar, los de acá la obligación de hacerlo.

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.