Tu mail habla mucho de vos

tumail.png

“Dime tu correo electrónico y te diré quién eres” es la evolución del “dime con quién andas y te diré quién eres”. Frase que evolucionó, porque en estos tiempos modernos simplemente ya no andamos con nadie.

Entonces, esta teoría no puede estar tan errada: la dirección de correo electrónico es nuestra carta de presentación. Es la primera impresión que se lleva la gente en este mundito digital que se creó para “estar más comunicados” pero que, paradójicamente, con tanta red social nos incomunica cada vez más.

Por eso hay que saber elegir la cuenta de correo electrónico. Si bien casi siempre te imponen una laboral, es muy importante tener una personal ¿o te vas a ir a buscarle a la novia en el móvil de la empresa? Por un lado, para que no se mezclen los mails de las páginas porno a las que nos suscribimos con las presentaciones del cliente. Ojo, sucede.

Tu mail dice mucho más de vos de lo que te podés llegar a imaginar.

¿Tenés una cuenta tipo gabriela_bandana@hotmail.com? No cabe duda de que estamos hablando de unos de los especímenes más pajeros de la historia. Cuenta creada en la edad del pavo. Época en la que las hormonas y la identidad te juegan una mala pasada. Lo preocupante es que te estas por recibir y no todavía no la cambiaste. Eterna pubertad.

Las integrantes de aquel seudo grupo juvenil (ya desaparecido) tuvieron una docena de parejas, descendencia (lastimosamente) e internaciones varias en centros de rehabilitación y vos paja no fuiste capaz de crearte una cuenta nueva. No hace falta ni mencionar que repele ofertas laborales si la pones en tu CV, manda volar levantes si la usas en el msn y es motivo de creación de conversaciones multitudinarias para tomarse contigo. Te insultas solo ¿cómo esperas que otros no lo hagan?

Ponete las pilas: hace patria y crea una nueva. Son gratis.

# gabriel@laempresadondelaburo.com Pensás que tu mail dice que sos responsabe, que dejás todo por la empresa pero no, sos un esclavo capitalista. Así jamás te vas a levantar una hippie y con lo buenas que están el que pierde sos vos.

Salvo seas el dueño de la empresa o jefe supremo máximo, denota una esclavitud imperiosa. Son como los tatuajes que tenían los esclavos en el renacimiento, claro, más modernos. ¿Adicto al trabajo? Nahh… ¡víctima del sistema!

# gabrielito_1989@hotmail.com Tipo demasiado accesible, le decís que si a cualquier sugerencia. No importa que el que te la dé sea un bot programado por un hindú sexópata subcontratado por Microsoft en algún mercado emergente para abaratar costos.

Si la usas en tu CV, posiblemente te contraten y te ubiquen en el escritorio al lado del baño. Vas a ser tester de los importantes documentos enviados por fax desde la empresa. Hacete respetar man. Cambia tu cuenta.

# gabriel.promo2007@gmail.com Sos de los que se quedan sin amigos al salir del colegio. Esa transición colegio/facultad no te resultó como pensaste, de ser normalito en el cole pasaste a ser “el raro” de la educación terciaria. Una pena.

Llegan los viernes y telefoneas a todo el mundo para ver si se arma algo “con los compas”. Sabés bien que no tenés otro grupo de amigos. Si nadie te contesta en el grupo del curso que creaste, o en el messenger, o el sms, o la llamada o en el Whats App te quedás en casa, le bajas una dosis de Cuevana y pajas hasta dormir. Es necesario recargar energías para intentarlo de nuevo el sábado. Si no resulta, se repite la historia.

# gaby_soydiosa@hotmail.com Cuenta que es pasable si tenés nueve años, pero que si llegas a los quince denota una gran falta de personalidad y una demasiada alta autoestima. Aparte parece un nick de página hot chat. Al pedo luego te voy a decir que vas a ser catalogada de bandida.

# darkmetal666@hotmail.com Demasiado radical ya. Te lavas el pelo cada quince, con jabón de coco. Tu papá y tu mamá piensan que sos drogadicto porque te vestís todo de negro, las viejas del barrio en cambio dicen que te comes murciélagos o palomas cuando la verdad es que te subís a fumar un inocente pucho al balcón. Fuiste “el raro” del colegio porque el reggaetón te daba alergia y te ibas a los quinces con tu remera de Iron Maiden.

La gente es mala, tu cuenta de correo también.

# gabriel_py@hotmail.com darle la terminación “py” a cualquier cosa para hacer pensar que sos paraguayo es de gente persona con poca imaginación y muchas estrías. Cierto ko es.

# gamabeo@gmail.com pensás que porque es una palabra formada con tu nombre completo tiene onda pero ni ahí, tu nombre es feo man. Te jactas de que empezar una conversación con “yo escribo una columna” es levante pero sabés bien que nunca funcionó, no porque no sea levante sino porque el problema sos vos… Espera, esta es mi cuenta.

Bueno, podemos concluir que la vida digital es igual o a veces inclusive más importante que la análoga. No hay mucho secreto en eso: nos gusta más “lo que parece” que lo que realmente es. Entonces, a considerar si nos estamos mostrando “como somos” en nuestras cuentas de correo porque como ya vieron: hablan mucho de vos.

Chauchi.

Nota: las cuentas fueron cambiadas para no herir la sensibilidad de mis pelotudos contactos.

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.