Perdona Paraguay

Perdona es una campaña educativa de bien público que al verla me encantó por la simpleza de lo que propone, como nos denota su nombre: perdonar.

Aquella pareja que te decepcionó, ese colega que te cagó tan grande, aquel compañero que te copio el trabajo, ese penal chutado como escuelero de Tacuara Cardozo, a toda Sudáfrica por las vuvuzelas, lo impresentable de Casanova, a mi por enlazar a Fontirroig. Todo es perdonable.

No es que sea poca cosa, todo lo contrario, pero es siempre necesario perdonar.

No porque los del otro lado se lo merezcan o porque con rencor no vas al cielo, hay que aprender a perdonar por nosotros mismos. Estar enojado con alguien es fácil y muchas veces hasta lo más obvio, pero al final todos esos sentimientos terminan en nuestra contra y nos enferman.

Si se ponen a pensar, la teoría que expone el vídeo tiene mucho sentido. Es muy difícil avanzar teniendo tanto rencor dentro.

Hay que dejar venir lo que se viene y dejar pasar lo que se va. Muchas veces es complicado pero la sensación que queda al final vale la pena, hay que tener presente que las cosas acontecen por algo y siempre algo mejor está a la vuelta de la esquina.

Beneficiémonos con el perdón y apoyemos la causa. No les digo que perdonen hoy mismo, pero piensen: ese rencor que está adentro ¿sirve? ¿Te hace bien?

La fundación tiene un centro telefónico y todo (595 21 518 5048 desde cualquier línea baja y *7373 para celulares) para llamar y hablar con profesionales que te podrían llegar a ayudar en el proceso.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.

Dejar Comentario:

Tu correo no será publicado.