No es locura, es deporte

Hace un par de semanas veía a un buen amigo pelarse totalmente porque Olimpia salió campeón. La primera reacción fue pensar “que boludo atómico” (el tipo se dejó pelo formando GH1S) pero después, mucho después, me di cuenta que cada uno manifiesta su fanatismo como le plazca y una forma bastante universal de hacerlo es apostando.

¿Quien no apostó nunca por el equipo de sus amores? Aun teniendo todo en contra, porque bien sabés que la defensa anda más floja que la tensión de la ANDE, que el medio campo sorprende menos que el mago este Jack Nicols y finalmente que la delantera tiene menos luces que apellidos pero igual, tenés fe. El fanatismo nos ciega y nos convierte en creyentes.

Y no… no es locura, simplemente es lo que el deporte provoca en nosotros.  Precisamente esto se ve en este spot de ESPN hecho por la agencia Saatchi &Saatchi, EE. UU.

Ahora admitamos ¿que cosas hicimos por amor al deporte?

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.

Dejar Comentario:

Tu correo no será publicado.

Site Footer