¡Que viva la defensa propia!

No puedo evitar ponerme contento cuando veo en las noticias que un ladrón muere a manos de su victima. Díganme insensible, incorrecto o impresentable pero no puedo evitarlo.

Es que, ya pasé por ello alguna vez: ver como llevan algo tuyo como si nada, algo por lo que sudaste día y noche. Que te desbalijen y que además te humillen en plena vía pública o frente a tus familiares. No es una sensación placentera, es de lo peor que a uno le puede ocurrir y es algo que no deseo a nadie.

Me alegra mucho que hechos así sigan sucediendo ¿Por qué? Porque sirve de mensaje para que las autoridades pertinentes comprendan que el común de la gente está harta de esto, que es cosa de todos los días cuando no debería ser así.

Aunque sinceramente, la veo negra. Es parte de nuestra cultura no reaccionar hasta que a uno sufra en carne propia las cosas y es difícil que a un ministro, senador o diputado le suceda algo así cuando andan en 4×4 y con guardaespaldas las 24 horas. Beneficios que pagamos todos.

Acuérdense de este escrito: el día que uno de ellos sea asaltado y se lleve un balazo en la cara, o en todo caso sus hijos o familiares, ese va a ser el día en el que algún destello de cambio tendremos. Antes de eso no, vamos a seguir teniendo noticias como estas y hasta ojalá con más frecuencia.

Estoy seguro que no va a faltar el que me salte y me diga “nadie puede mandar por la vida ajena” o “los derechos humanos” y me paso por las bolas esa clase de comentarios. ¿De que derechos humanos me están hablando? Esta gente está preparada para desvalijar, humillar, violar y matar si es necesario, tu vida vale menos que lo que te quieren quitar. Los derechos humanos son para la gente, no me digan que estas personas que matan porque si son “gente”.

Haciendo un breve análisis, sin profundizar demasiado la cosa es así: por un lado tenemos nuestras leyes, poco o nada ajustadas a nuestra realidad y por el otro al tan mediocre sistema judicial que castiga al delincuente por unos días, semanas o meses en el mejor de los casos. En poco tiempo después tenés al valorazo que te asaltó en la esquina de tu casa, pidiéndote plata para comprar cerveza.

Si se ponen a escuchar o leer atentamente las noticias, todos pero absolutamente todos los que delinquen tienen antecedentes enormes, más antecedentes que dedos. Entonces ¿Qué lo que pasa? ¿Qué estamos haciendo mal? ¿Cuántos más se tienen que morir para darnos cuenta?

Así estamos, otro día en el país del “si no me pasa no me importa”, una pena. Pensemos que el día de mañana, este es el país en el que vivirán nuestros hijos… personalmente siento una impotencia tremenda.

Pásense por el blog de @guilleramirez que también escribió un articulo que comparto totalmente: A favor de la defensa propia

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.

7 comments: On ¡Que viva la defensa propia!

  • Totalmente de acuerdo, también lo viví en carne propia, y tengo como marca una cicatriz de unos 12 cm en el cuello que me hicieron con un cuchillo, medio centímetro más profundo y no contaría el cuento. Sentí que mi vida, tanto esfuerzo, etc, etc. valían menos que un miserable celular y unos pocos guaraníes.

  • Muy de acuerdo con tu post Gabriux. Te defendes y vas a la cárcel, más que obsoleto las leyes y fuera de tiempo. A mi ya me robaron 3 veces y la alegría que siento cuando algún motochorro muere es inmensa! Perdí cosas materiales nada más por “suerte”. Pero el miedo, la impotencia y la rabia que te dejan no tiene precio.

  • obsoletas*

  • También fui victima de una especia de asalto “consensuado” por así decirlo, ya que “negocié” con el pirado que le iba a dar y qué no (milagrosamente, seguro los planetas y mis astros estaban alineados, que se yó) pero para complementar la moción del apoyo a la defensa propia, estoy a favor de que se reactive la PENA DE MUERTE, pero claro! hay que eliminar a la gente que nos hace daño…DURA LEX TALIONIS SED LEX (dura es la ley del talión, pero es la ley) señores!

  • fé de erratas: ESPECIE.

  • kore grabriel, entro después de mucho a tu blog y me encuentro con esto y no tengo más ganas de volver a entrar. lamentable la idea, el enfoque, el nivel… disculpame que te lo diga, pero alguien te lo tiene que decir. todo se puede corregir. un abrazo.

  • @tela ¡tranqui! Son opiniones 😉 agradezco la sinceridad.

Dejar Comentario:

Tu correo no será publicado.