Dime que arma tienes en tu vehículo y te diré quien eres.

Un palo de golf en tu Cadillac. Sos gerente de la empresa de tu ‘apá, el resto de los empleados te odia pero te tienen miedo porque saben lo inestable que sos. Es comprensible, estos últimos años quebrantaste a tu papá más que la caída del dólar. Tenés el número de tu abogado en tus “números rápidos” porque siempre te peleas aleatoriamente con gente que, según vos, te mira mal o, en todo caso, acudís al llamado de los perros que dicen “vamos a pegarle a ese asqueroso”. Si la camioneta tiene una ventana en el techo fija que por ahí sale uno de tus amigos pesocas con una botella en la mano. Vos y tus amigos andan uniformados, camisa a cuadros y cinto blanco. No le tienen miedo a la policía, porque son todos “unos empleaduchos de mierda” y aparte, siempre tu abogado procede porque “para eso le pagas”, aunque los dos sepamos que jamás le diste ni un guaraní.

Un revólver en tu Gol. Militar, ex policía o roba coches. Badulaque. Si caes en un procedimiento le amenazas al que te arrestó, a la gente que mira curiosa y asustada desde sus autos, a toda la prensa presente y al boludo con bigotes del cartel de Tigo que está a un costado de la ruta. Estás hechobó. Tenés más litros de cerveza que combustible en tu tanque, pero te despreocupas porque en la cárcel son todos “amigos”.

Si tenés un palo de billar en tu moto, al pedo luego te voy a decir algo malo porque me vas a querer clavar. Segurísimo que fuiste a Sanber para ver “yiyis” y pensás que gritarles guarangadas es una buena estrategia para conquistarlas. Te deberías lavar la boca con jabón de coco, pero te lo acabas lavándote el pelo lleno de reflejos que hacen que ese peinado a lo “Neymar” tenga todavía más onda. Siempre que ves un policía tenés la necesidad de gritarle algo. Luego te quitan la moto, volvés a casa en micro, no te duchas y te vas a la cancha para hacer el aguante. Tomás Brahma y vino en cartón, escuchás Watichurros en el altavoz de tu Nokia. Pero tranquilona arma, acá no hay bronca.

Un bat de beisbol en tu Subaru. Sos coreano, chino o japonés y ¡no soy racista! eh? Es así, está escrito: nadie juega estos deportes en Paraguay, tenés que ser extranjero para hacerlo. Acá el futbol, piky vóley y villar son los deportes de interés cultural. Es resto es cosa de extranjeros.

Esto se irá actualizando. Creo.

Noticia relacionada: Jóvenes, golpeados con palos de golf en San Ber.

Les recomiendo también esta lectura: De palos de golf.

6 Comments

Join the discussion and tell us your opinion.

Carlos
febrero 02, 2012 at 01:02 PM

Dime que armas tienes y te dire tu posición en la sociedad:

Palos de golf; eres un hijodeputa mal parido pero querido en el ámbito social en el que te mueves, no creas que todos te odian por ser tan “gente bien” al contrario te tienen envidia por lo invulnerable que sos frente a todos, además esas ganas que tenés de golpear son increíbles, aplausos vienen y van, tus “amigos bien” son los que más te alaban, así que siempre que salgas llevá tus palos de golf, que aunque no sepás jugar, sirve para matar, ehh digo para golpear. Pedazo de puto!

Tite Vera
febrero 02, 2012 at 01:02 PM

Excelente, tu post, que coincide con este http://muypoderosa.blogspot.com/2012/02/de-palos-de-golf.html

noehx
febrero 02, 2012 at 02:02 PM

Esto sería como un #infomarginal verdad? Todos al margen de la ley y la etica. Bravo!

gabriux
febrero 02, 2012 at 02:02 PM

@Carlos asumo que no te gusta el golf 😉

@Tite que grande, me gustó. Lo enlazo ya mismo.

@Noe el país nuestro de cada día.

Abby
febrero 03, 2012 at 04:02 AM

No sabía que en Paraguay se escribe “villar” …

Por lo menos donde yo vivo se escribe con” b”

gabriux
febrero 04, 2012 at 03:02 AM

Fe de erratas, ocurre en las mejores familias. Perdón Abby.

Leave a reply