La solución al tráfico: sentido común

Es así. El tránsito y el calor en Asunción son insufribles por ridiculeces y faltas que cometemos nosotros mismos, todos los días. Es “sentido común” nomás lo que nos falta. Algo tan simple que debería ser automático, pero como estamos en “la B” culturalmente es complicado de lograr.

Nota aparte: No recuerdo donde o quien habrá sido la mente brillante que dijo “La educación vial es el reflejo de un país”. Recuerdo haberlo escuchado y lo repito cada vez que tengo oportunidad, porque da la impresión de que soy un tipo culto y todo.

En fin, no sé si estaremos en la B o somos la B. Pero nunca está de más decir, debatir, reflexionar y hacerle llegar esto al que corresponda. Usemos más el sentido común, por lo menos con el transito.

A modo de ejemplo:

Basta de las dobles filas.


La gente se estaciona en doble fila en hora pico y prende su luz de stop como si fuera que eso la libera de todo pecado. Ignorantes, estacionar en doble fila está igual de prohibido al amanecer, al mediodía y a medianoche. Suspendamos con eso, le sacamos una pierna al transito fluido. Dejemos de ser boludos.

No importa que  te bajes cinco minutos a sacar plata del cajero, más atrás hay uno que va a llegar veinte minutos tarde por culpa tuya.

Los camiones (o transporte de caudales) que descargan en hora pico.


Las avenidas más importantes están plagadas de negocios de todo tipo: supermercados, mueblerías, casa de electrodomésticos, bancos, etc. Supongo que son estos negocios las que hacen, en parte, a que estas calles o avenidas sean realmente importantes. ¿No existe ningún tipo de ordenanza, ley o disposición que obligue a hacer las cargas y descargas en un horario diferente al que todo el mundo está por la calle? Digamos, 4 de la mañana o 9 de la noche. Inclusive podría ser por la siesta.

Las cosas van a manejar notablemente.

Adelantarse indebidamente.


Si vas a doblar a la derecha, mantené tu derecha. Eso de adelantarse por la izquierda para doblar a la derecha es irresponsable y entorpece el transito, tanto de los que vienen en sentido contrario como de los que mantienen el lado que les corresponde (si la calle es doble sentido o sentido único respectivamente). Estar apurado no justifica que te cagues en todos los demás.

Celulares no, precaución si.


Los celulares te distraen, no nos engañemos más. Despegar la vista del camino por un segundo, puede ser fatal. No cuesta nada detenerse en algún lugar y contestar una llamada o escribir un mensaje, un retraso de uno o dos minutos sigue siendo preferible a un accidente que puede ser fatal. Podés andar despacio vos mientras mandas un mensaje, pero no sabés lo que te espera a la vuelta de la esquina.

Esta recomendación no va solo para los conductores, también los peatones deberían parar y tomarse un par de segundos para atender sus celulares, o por lo menos tomar el doble de precauciones si es que lo van a hacer caminando o escuchando música al máximo. Y sabemos que eso está bueno, pero seamos atentos, no nos distraigamos. Miremos a los dos lados.

Amigo motoqueiro, la vereda no.

Que cosa que se está haciendo costumbre y que me saca mal, me pone furioso. Motos que se suben en la vereda para acortar el camino o adelantarse. Después exigen ser respetados como si fuesen un auto, pero bien que se suben a la vereda, cruzan en medio de las plazas, inclusive se meten a negocios así. Da para dejar tu mano y darle un pecho ro’o que los haga morder la vedera que no respetan.

¿Suicidas?


Yo no sé si será la pobre y mala calidad de los fabricantes o los deseos suicidas de algunos motociclistas pero ¿Qué es eso de andar sin luces, sin casco por las noches? Si quieren morir me parece que hay otras maneras más válidas, con las que de paso, no le cagas la vida a un pobre conductor.

El transporte publico.


Que se detiene en cualquier lado, sin importar que (a veces) haya paradas destinadas a la carga y descarga de pasajeros. A modo de ejemplo: Sobre República Argentina y Quesada (donde está Amandau) hay una parada, sin embargo allí nunca, van hasta el Real donde la gente tiene que esperar esquivando autos que entran o salen del estacionamiento que el supermercado dispone en su vereda.

Sentido común nomás nos falta, si, las calles son angostas, los semáforos en su mayoría inservibles y desincronizados pero ¿y el resto? Bueno, somos nosotros los responsables.

Impresentable Municipalidad de Asunción, menos plata en pagos en sueldos y más campañas de educación vial.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.

One comment: On La solución al tráfico: sentido común

Dejar Comentario:

Tu correo no será publicado.