Curiosidades sobre las cucarachas

Las cucarachas siempre me generaron cierta empatía, supongo que me siento identificado con ellas: Su único pecado es ser feas, no hacen nada y sin embargo despiertan el pánico la gente.

Aparte tienen un logro que ningún ser humano logró hasta ahora: sobrevivir a un ataque nuclear. Las cucarachas nunca gozaron del afecto de la prensa, pero recientes estudios revelaron cosas poco conocidas de este insecto:

1. Las cucarachas quizás puedan parecer bichos despreciables, pero en realidad son criaturas sociales muy sofisticadas y muy amables. Si les metés conversación te pagan el trago y todo.

2. De los 4000 o más especies de cucarachas que existen en la faz de la Tierra, sólo 25 se han adaptado a los ambientes humanos (¡Gracias a Dios!) Ninguna es cerrista.

3. Aunque no es reconocido formalmente como un insecto “eusocial” (el más alto nivel de socialización entre los insectos), la cucaracha tiene varios atributos interesantes, como el reconocimiento de su familia y arreglos intrafamiliares e intrageneracionales de una misma familia que vive junta. A partir de acá ya quieren una de mascota ¿no?

4. Las cucarachas son bichos muy unidos, que forman sociedades igualitarias y que toman decisiones comunes para el bien de todos. Exactamente como la gente (leer comentario con ironía).

5. Las termitas, a las que sí se las considera que insectos eusociales, son un descendiente directo de las cucarachas.

6. La diferencia principal entre insectos eusociales (como las abejas, hormigas, termitas, etc) y los insectos igualitarios como las cucarachas es que los primeros suelen tener una mujer “reina” que es la única hembra permitido para aparearse, mientras que en los insectos igualitarios, cualquier miembro puede aparearse #Sexoparatodos.

7. Las cucarachas utiliza los productos químicos que se desprenden de sus cuerpo para comunicarle a otras cucarachas cuál es el mejor alimento que se puede encontrar a los alrededores o dónde pueden encontrar refugios seguros durante el día.

8. Entre todos los miembros del clan se decide cuál es el mejor lugar para encontrar refugio y dónde obtener sus alimentos. Una vez tomada la decisión, no se la discute.

9. Raramente vas a encontrar una cucaracha solitaria. Las más jóvenes necesitan el contacto de las maduras para creer y el aislamiento puede derivar en una incapacidad para unirse a un grupo más adelante en la vida o en una incapacidad para aparearse. Además, las cucarachas pueden llegar a enfermarse físicamente y morir prematuramente a causa del aislamiento.

10. Las cucarachas suelen dejar un rastro de heces para que sus pares reconozcan sus relaciones sociales y evite el apareamiento con otros parientes. Un asco ¡Mátenlas!

Al final no sé si las quiero o no, pero están buenos los datos. Supongo.

Share your thoughts