El partido sin nombres

303c0f46933f11e2b52d22000a9f189b_7

El viernes pasado, en el partido que enfrentó a nuestra selección contra la de Uruguay se dio algo bastante curioso y que llamó mucho la atención. Durante los primeros minutos de la transmisión los principales locutores deportivos de televisión y radio no mencionaron los nombres de los jugadores, solo decían los números.

Cuando el hecho ya empezaba a ser notado y algo desconcertante, quedó develado que se trataba de una acción de Unicef para llamar la atención de la audiencia (todos estábamos colgados y pendientes viendo el partido) sobre un problema grave en nuestro país: uno de cada cuatro niños y niñas paraguayos no está inscrito en el Registro Civil antes del año de vida. Una cifra bastante alta.

Ante esta situación, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) aprovechó para visibilizar la problemática de la falta de identidad y registro de miles de niños y niñas de nuestro país.

La identidad es un rasgo esencial para las personas y la inscripción en el Registro Civil es la forma concreta de que un niño o niña tenga un nombre, apellido y una nacionalidad: su identidad. Sin certificado de nacimiento, un niño puede nacer y morir ¿y su existencia? Es como si no hubiera existido jamás.

Una idea genial y simple que sale de Oniria/TBWA.

Si no la vieron fue algo así (disculpen la calidad del vídeo):

Más info al respecto:

Informe-largo

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.