Volviendo a volver

Concretamente no sé que pasó pero sucedió: Pasaron dos años sin escribir y dos años, aunque son exactamente 730 días, son una eternidad.

Nota de redacción: cada uno le da el valor que quiere a “eternidad”. Hay matrimonios eternos que duran menos que un flan en la heladera del trabajo, minutos de descuento en el futbol que son eternos y segundos que son medalla de plata, saludos Dani Alvés (?)

No sabría explicar que pasó. Tengo dos teorías.

La primera consta principalmente de excusas: Me perturbaba de sobremanera que mis parientes comenten sobre algunas entradas de este humilde blog en pleno asado de domingo. Nada más bajón que te arruinen un asado preguntándote sobre algunas historias totalmente ficticias (o no) que escribís o que algún pariente se ofenda por el titulo de una historia pero sucede. Creanme que sucede ¡saludos tía!

La segunda se trata mayormente de miedo. Miedo que me metió la prensa que ahora leo porque ya soy más viejo y tengo que saber de actualidad para hablar con gente de mi edad, con su “nadie sobrevive al archivo”. Y es que muchas de las cosas que escribía por acá hace años, hoy me parecen totalmente ridículas y me dan mucha vergüenza. A veces me pongo a leer en entradas viejas y me dan muchas ganas de viajar en el tiempo solamente para golpearme repetidamente con un libro. Dicen que los años no vienen solos, y no hay nada más cierto que eso.

Un tema legal. Tuve una citación en la fiscalía por otro proyecto que no tiene nada que ver con este blog, de hecho el blog me salvó de ser imputado pero ese es tema para una entrada. Lo que si, habiendo colaborado má$ de la cuenta en abogados, lo que pasó me bajoneó tanto que di de baja otros proyectos como Radio Trank y, por lo visto e involuntariamente, abandonar este.

Concluyendo. Nadie me echó y nadie me llamó. Pero acá estoy y soy un sobreviviente. No sé si será la madurez, los años o simplemente las canas pero me di cuenta que voy a ser un boludo atómico toda la vida.

Y ¿saben que? No tiene nada de malo, el problema es dejar de ser y dejar de hacer cosas que uno disfruta. Eso si es un problema y hay hacer algo al respecto.

La consigna es hacer, y acá empezamos de nuevo.

1 Comment

Join the discussion and tell us your opinion.

Guri
septiembre 15 at 09:09 PM

Voto por que cuentes lo de la Fiscalia xD

Leave a reply