EN CONSTRUCCIÓN

A las dos semanas de haber sido concebido decepcioné a mis padres por primera vez. No sería la última. Ellos querían una nena, pero vine yo. Me aceptaron, no les quedaba otra. Cuando le contaron a mis hermanos mi venida, todos se largaron a llorar amargamente. Estaban tan bien los tres, llegaba yo para incomodarlos.

A los 2 años casi estiro pata. Me quedé duro de tanta fiebre y me lanzaron a una bañera llena de hielo. No recuerdo nada pero siempre que hablan de mi lo mencionan, así que supongo que fue importante.

A los 6 años casi me secuestra una señora en el súper. O al menos eso sigo pensando.

A los 16 me hice un blog, para escribir mientras esperaba que mueran todos en el Counter Strike. Este blog me abriría un montón de puertas más adelante.

A los 18 termino el colegio y me agarran unas ganas locas de estudiar arquitectura, quería ser como papá, él siempre fue mi ejemplo para un montón de cosas. Aguanté hasta donde pude, más tiempo del que me hubiese gustado, finalmente choqué de cara con una muy dura realidad. Esa carrera definitivamente no era para mi.

Me voy a odiar un rato pero es muy cliché decir “yo no elegí a la publicidad, la publicidad me eligió a mi”. Pero fue algo así:

A los 19, un día random digamos martes, me llega un mail de una de las mejores agencias del país a través del blog ofreciéndome trabajo. Acepto ser “creativo digital” y me meto, a la vez, sin pestañear a estudiar Comunicaciones. Prácticamente al mismo también me contactan para escribir en la revista más copada de Paraguay. No había que pensar mucho. Tenía trabajo y una columna en una revista, el mundo era mío.

No me gustó mucho la publicidad en un comienzo. No entendía nada y con losritmos nadie paraba a decirte, enseñarte o hablar siquiera. Una pared más con la que iba a chocar.

Un día agarro mis cosas y no vuelvo más. Pasaron meses, pido una segunda oportunidad porque el fracaso no está permitido, volví y me fleché. Ese año fui parte de una campaña que ganó todo.

Por cosas que no vienen al caso, me cambio de agencia. Aires nuevos, desafíos nuevos. En un pestañear pasaron dos años.

A los 22 me hacen Director Creativo y acá estoy. Escribiendo una bio no sé muy bien para qué.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.

18 comments: On Acerca

Dejar Comentario:

Tu correo no será publicado.

Site Footer