Ensayo aprendido

[dropcap]- T[/dropcap]e fui infiel, terriblemente infiel – dijo Lolita. – Una y otra vez. Incluso perdí la cuenta -continuó sin siquiera levantar la mirada. José parecía más atento a la (sigue)

Corazoncitos de pollo

– Ya están los corazoncitos– dijo el gordo que no era gordo en realidad pero si pelón. Nunca comprendí porqué no le podíamos decir simplemente “Pelado”, es más, la calvicie (sigue)

Círculos

[dropcap background=”yes” color=”#333333″]M[/dropcap]ientras hacíamos las maletas y llenábamos una caja de cartón en la que escribí “frágil” con una pésima caligrafía, Sofía dibujaba círculos en una hoja de papel arrodillada (sigue)

El perro Cangrejo

[dropcap background=”yes” color=”#333333″]M[/dropcap]amá se jubiló bastante joven. Tener cinco hijos le ayudó bastante, burocráticamente. Nunca supimos el motivo de su apuro. Capaz sintió que la paciencia se empezaba a esfumar, (sigue)

Mini historias de pre infancia

[dropcap background=”yes” color=”#333333″]U[/dropcap]no se hace ciego con los años. Y ojo que no estoy hablando de quedarse literalmente sin el sentido de la vista. Hablo de cosas que vemos, suceden, (sigue)

Raúl, mi amigo de los libros

Apagó el cigarrillo apenas, era el momento ideal para largarse a llorar pero prefirió una sonrisa nerviosa. El ridículo le daba pánico ¡bah! cómo a todos. Raulito era caso serio, había (sigue)

Site Footer