El miedo a pensar

La historia paraguaya nos muestra un sinnúmero de gobiernos a los cuales les ha gustado imponer su ley por la fuerza (valga la redundancia), aunque tal vez bajo la excusa de tener buenas intenciones. Pero esta práctica desgraciada nos ha heredado el peor de los legados.. el miedo a pensar.

Por mas raro que suene es una triste realidad: El paraguayo no quiere pensar. Tal vez dirán expertos en el tema que aqui no hay medios para la lectura y que eso impide a nuestros compatriotas cultivar el conocimiento, puede que tengan razón, pero no solo en lo que atañe a la lectura se debe usar de vez en cuando el cerebro, hay situaciones con las que nos encontramos dia a dia, bochornosos discursos, avergonzantes entrevistas a personas comunes y otras mas que decidi obviar.

Buscar culpables es nuestra especialidad y la mia particularmente (al menos lo admito) y el tema del pensamiento no es una coincidencia, es un plan sistemático de estupidizar a las personas o para los políticos a los votantes.

La mayor actitud pro-idiotez de parte de un gobierno se dio en la época de la dictadura del tirano-saurio Stroessner, que limito el pensamiento al mínimo con tal de seguir acumulando poder y riquezas, siempre de manera ilícita. Y con la democracia mucho no ha cambiado, lastimosamente, hoy simplemente se pueden gritar a los 4 vientos las inquietudes, y como resultado vemos cada vez a mas personas con poca preparación opinando sin fundamentos o con un notorio problema para hilar sus ideas.

Solo espero y lucho porque esto termine en mi país y se abra una etapa de eclosión cultural, asi como el rock en los 70´s tomo el mundo, que en mi Paraguay la cultura y con ella obviamente sus mas conocidos representantes: libros, musica, teatro etc. tomen las calles haciendo al fin una verdadera revolución.

samhai, leyendo para sobrevivir…

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.

5 comments: On El miedo a pensar

  • Interesante realmente.

    Yo admito tranquilamente que soy cómplice, pero mientras no vea a un grupo medio de personas que admitan que somos todos culpables y craneen una idea para lograr el cambio, no queda mucho para hacer o si? Aporto con lo que puedo, pero soy el más mínimo porcentaje en todo este enjambre de inacción y ausencia de presencia.

    Así seguimos…

  • el cambio debe ser fruto de todo un pueblo, y nuestro pueblo se conforma siempre, ve una injusticia: se calla, baja la cabeza y acepta el pisoteo de sus derechos, es callado, conformista..

    Pareciera ser que desconoce sus derechos, parece ser que desconoce lo que es “amor a la patria”…

  • El otro sábado justamente en un programa nacional se estaban burlando de ésto.. Le hacian a las personas que estaban por las calles preguntas tan básicas y sencillas y la mayoria no contestaba. Sinceramente no me dio risa, me dio pena. Nos estamos hundiendo cada vez más, el país en donde vivimos ya casi no tiene futuro. Yo quiero salir del país a causa de esto, todos quieren salir del país a causa de la ignorancia y pobreza que invade nuestras calles.

    Asi que …no se que decir… no creo que la gente cambie, porque no hay apoyo de ningun lado.
    Yo solo sé que tengo que estudiar para salir adelante y ser alguien en la vida.

  • Estoy de acuerdo. Dicen que, ya que mencionaste al tiranosaurio, mucho se debe a que en la época de Stroessner la mala alimentación para las masas era lo primordial, justamente para hacerlos débiles no sólo física sino mentalmente, y que ese cretinismo impuesto estratégicamente, fue heredado por la mayoría y aún se siente eso.

    Da pena que sea esto así, que la mediocridad se premie con el único afán de cubrir la propia, mucha gente vive así alabando lo idiota, lo vacío, y lo peor es que otras personas también idiotizadas creen que aquello es lo máximo y siguen agrandando la cadena. Y como lo dijeron, enciendes el televisor o la radio y escuchas los sinsentidos comenzando con las preguntas boludas que hacen los periodistas, presten atención y lo notaran.

  • Y ahora lo peor.. empiezan a pelearse entre amigos y parientes por partidos políticos, pero no hablo de simples discusiones sino de peleas en serio!.
    Por un poco de dinero hacen daño a personas que los criaron y estuvieron a su lado toda la vida. Odio la política intensamente. ¿Acaso no se dan cuenta de que todos son la misma cosa?

    ¿En qué piensa la gente? ¿EN NADA?..

Dejar Comentario:

Tu correo no será publicado.

Site Footer