Turista en mi país

lleganding

Estos últimos meses pasó un montón.

Luego de un año cargado de satisfacciones personales y laborales, surgió una propuesta que no podía dejar pasar. Es más, no la dejé pasar.

Sin pensarlo demasiado, empaqué mis cosas para ir a aventurarme a México D.F. Una oportunidad así no aparece todos los días y cuando lo hace hay que abrazarla, aprovecharla, sacarle todo lo que se pueda y, sobre todo, disfrutarla mucho.

Si cambiarse de trabajo o de casa cuesta más de la cuenta, imagínense de país y de continente, a un lugar totalmente distinto al que estás acostumbrado y en dónde nadie te conoce. Dónde incluso te das cuenta que ni vos mismo te conocés tanto como pensabas. Continuar leyendo…