Tiempo y Cruces

“Cuando quieres alguna cosa, todo el universo conspira para que lo obtengas”

Esto decía el rey Melquisedec a Santiago en “El Alquimista”, libro que leí ya hace algunos años y que últimamente me vino a la cabeza leer de vuelta. ¿Por qué?

Porque se que hoy me llegara distinto a como me llego hace un par de años. Es sorprendente como algo insignificante de ayer se nos vuelve tan importante hoy o viceversa.

Ya dije alguna vez el poder que tiene alguna canción de alegrarte o amargarte mal un día, y pasa lo mismo con todo. Pasa con el amor, la amistad, con los paisajes pero sobre todo con el tiempo, si: EL TIEMPO, aquel que todo lo ve, todo lo observa, todo lo cura, callado, atento. Total sabe que siempre gana, que puede explicar lo inexplicable y que tiene tanto poder como todos lo sabemos.

A veces es lindo creer que verdaderamente existe la conocida “Leyenda Personal” que todo esta escrito y que “por algo suceden las cosas” pero creo que la mayoría de las personas usamos eso mas bien como excusa y por no querer asumir las responsabilidad de culpa en la que estamos ahogados.

Cada cual carga sus cruces como puede, con ayuda del tiempo somos desertores casi siempre. Y si no bueno, tampoco ahogar el tiempo: a la cruz hay que saberla cargar.

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.