Bien

dedos

Hoy me puse nomas a pensar en cómo podemos hacer tan simple la respuesta a una pregunta tan compleja como lo es el típico “¿Qué tal?”, tan nuestro como de todo el mundo.

La respuesta que damos siempre parece vivir en la punta de la lengua, sin pestañear y sin ninguna sola pizca de duda respondemos “Bien”. Siempre es así.

Y podes estar destrozado por dentro pero igual nomas es “bien”. Se te quemo la casa, te echaron a patadas del laburo, rendiste de lo peor, tu media naranja había sido era un limón, te bajaron un diente, se te cayo plata, te jodieron mal, la cena te pateo sin piedad el estomago, no dormís hace días y varias desgracias más que te pueden pasar por separado pero como la vida es tan jodida, te las manda todas juntas.

Pero estamos “bien”. Siempre estamos “bien”. Paraguay está bien, el mundo está bien, la humanidad siempre estuvo bien. Todo Bien.

No sé, se me hizo muy loco nomas y quería compartirlo porque no me viene a la mente ninguna sola vez en el que alguien al que saludes ocasionalmente te diga “mal”. Es un bien innato, sin dudar y es re loco. (¿?)

* Para el que no entendió las imágenes, es una mano haciendo al pelo que es la variable del “bien” y la otra de “todo mal”, aparte tiene una ilusión óptica loquísima.

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.