El típico "malandro"

No importa donde vivís en Carmelitas, en Las Mercedes, Villamorra, Santa Teresa, Pinozá, Barrio Obrero, Tacumbú.

No importa donde naciste, Clínicas, Emergencias, Migone, San Lucas, La Costa, San Roque, Materno Infantil…

No importa tu religión, Católico (mas común), Evangélico (es raro que la mayoría de los seguidores de esta “secta” sean mas pudientes que otras, por lo general) Ateo (no faltan los radicales metaleros en la zona donde vivas… al menos dos)

Lo seguro es que siempre compartirás barrio con un personaje que mas que una insignia a la sociedad paraguaya es un símbolo nacional

Comportamientos y actitudes urbanas se complace en presentarles a: El típico “malandro”

  • Este ser mitológico deambula por tu cuadra desde que tenés conciencia, pero nunca envejece, sigue con la misma altura, el mismo peso, ni una arruga nueva (al menos a simple vista) Casi siempre con la misma pinta, y por supuesto desprendiendo el mismo aroma..
  • Es tan “amable y educado” a su manera, que saluda a los señores de la cuadra con un: – “Mba’etekopio Don?”- pero a las señoritas le enzoqueta un piropo no del todo caballero: -“Ejahu porâ que na la vieja, porque ko’âga ajapota ndehegui peteî argolla”- (Báñate bien que vieja, porque ahora me voy para hacer de vos una argolla)… Solo Dios sabe que será que signifique esta manifestación tan extraña, o en que consiste convertirla en argolla… sigue siendo un oscuro misterio…
  • Cada media semana, estrena un nuevo corte de pelo… suele ser usufructuados, los mohicanos, las trenzas africanas, alguna que otra rasta en la enmarañada cabellera, o simplemente el afro paraguayo, lo que si es seguro, nunca lo tiene peinado…
  • Con su remera de “La Renga”, “Patricio Rey y sus redonditos de Ricota”, “Rolling Stones”, y/o Pibes Chorros érase una vez negra, ahora grisácea con tonalidades de sangre y manchas de aceite, producto del lomitero amigo ” de acá a do’ cuadra’ “ que suele ser el PC de los perros, el muchacho camina (deambula) por el barrio, en busca de “sponsors” que lo provean de “raya”, “conci”, o “gaspar” para que se surta de bebidas espirituosas… ya que…
  • Cada vez que te ve, es su cumpleaños y quiere festejarlo pero no tiene plata…
  • Normalmente, a la fachada externa del malandro de barrio, no das ni cinco… y la interna… ni diez!
  • Si ronda la edad de entre 20 a 28 años, fácilmente esta pensando en hacerlo con tu hermana, tu mamá, o cualquier mujer que forme parte de tu familia…
  • Si ronda mas (o menos) edad, su trabajo su centra en el hurto a “hurtadillas” (valga la redundancia)… siendo este la campana del grupo por su sociabilidad con la gente… ya que saluda al rollo en el barrio, entonces sabe que tiene que silbar para avisarle a los capé de adentro que alguien se acerca, mientras éste esboza una sonrisa que deja ver su falta de odontólogo
  • Siempre tiene algo nuevo que contarte (por mas que te caliente un huevo lo que te va a contar):- “Nde fulano! eni un poo cha’a! nde!, la ochra ve’ le visto a fulana que estaba con tu socio ese nunga de anteojo, nde! esa pio e’ tu pendeja? avisa noma’ cualquier cosa capé, vamo’ a solucionarte el tema en un fla’!, nde! no tené pio un conci para tirarme loco, hoy nio e’ mi cumpleaño’ y no puedo escavia’.. hale na socio!” – y semejantes….
  • Sigue insistiendo que el vio fantasmas, ovnis, zombis, porá, etc, por el barrio, llamale falta de atención, pero este personajete tiene la certeza inviolable en que hay movimiento en la “canchita frente al cementerio”…
  • No siempre, pero el algunos casos, este personaje, sufre de algún impedimento mental… ejemplos claros de estas rarezas: el loco Andre de Palma loma, Mafia Negra de Barrio Obrero, Mbokaja de Roberto L. Pettit, Pomber de Pinozá, El borracho kurepi de Lambaré, etc…
  • Estos salandrajes, ya han pisado mas de una vez la comisaría, y quedaron detenidos por días!… los que tienen la suerte de tener familiares, suelen salir antes… ya que la jora el lekaja, va a hacer el quilombo del siglo en la casa de los polis si no le sueltan a su criatura enseguida…
  • Algunos han llegado a Tacumbú, ya que la campana de “No salgan con la tele que hay gente afuera” no se escucho bien…
  • Algunos son portadores de armas blancas, donde la artillería mas pesada es la hondita de goma sin resorteras, esas “rompe dedos”… también están los destornilladores, cuchillos tramontina inoxidables, machetes (estos son usados en la celebre changa de: dame cha’a tu celular o si no aikututa ndeve!)
  • Si no lo ve en pedo, lo ve al pedo… normalmente sin remera, paseándose por la zona, haciendo patrulla… o buscando nuevas victimas de asalto…
  • Dice ser tu amigo, ya que tienen en cuenta cuantas veces fuiste también sponsor de sus borracheras… pero en la mínima oportunidad pasaras al lado de las victimas…
  • Suele entonar himnos sociales mientras patrulla por tu cuadra… a todo pulmón! y es escuchado hasta por el comisario del barrio… clásicos tales como: “Me enamoré de una bandida” “Ohh ooh oh” Me enamoré de una bandida” o si no están los reguetones del momento… el preferido es “la vecinita tiene antojo”; son escuchados en un radio de cuatro cuadras… por su puesto la entonación, afinación, tempo y demás chiches del canto están en desuso…
  • Estas músicas nos alegran el día (crispan los nervios) pero no podemos ir con ellos a “agradecerles” las serenatas diurnas y nocturnas… por mas “impecable” que haya salido la performance… ya que corremos el riesgo de tener a toda una orquesta sinfónica la noche siguiente… y la noche siguiente… y la siguiente…
  • Todo esto con sus remeras de “Rock” (paradójico)
  • Esta en constante atención de tu biene$tar… cada vez que dejes tu casa, te pregunta si no querés $eguridad per$onal… claro que el servicio de guardaespaldas no es totalmente gratis… y las tarifas suelen variar, desde efectivo hasta hielo para el “tereré” o si no… directamente unas dos ñoños de casco azul…
  • Tienen un fornido cuerpo de 30-30-30… tan flacos son que caben entre las rejas para entrar a tu casa a “ver si todo esta en orden”… pero la cabeza es gigantesca… dudo que no haya inteligencia en semejante territorio gris…
  • Suele hacer travesuras a vista de todos… corta el hilo de la pandorga de las criaturas, chuta la pelota hacia la avenida para que le pase un colectivo encima, se sube a los árboles y tira las frutas a los transeúntes… todo sea por la sana diversión…
  • Carnaval es una de sus épocas preferidas, ya que puede hacer lo que se aguanto durante tanto tiempo y no escatima en víctimas, hasta la pobre vecina octogenaria que sufre de cuadriplejia cae bajo el ataque kamikaze de los globitos ultra diminutos propinados por parte del mequetrefe…
  • Si consigue equipo de sonido (que “le regalo su madrina de Argentina”) hay ya estamos como para oír a todo volumen desde noticias, partidos, y música para nuestro deleite… durante todo el día… y a la noche, el salandraje se vuelve discoteca… por cierto, este es un buen momento para revisar tu sala a ver si no te falta un equipo de sonido…
  • Es “amigo” de la policía, pero no es raro ver que esa amistad se basa en garrotes y amor violento, producto de una borrachera que propicio la inducción al animal en cuestión a realizar alguna actividad fuera del estatuto vecinal… teniendo la participación activa de los agentes… y terminando este de nuevo en cana… esta escena normalmente es propicia para el aplauso de la cuadra… y posterior chismerio de las jacas…
  • Nunca tuvo pareja, pero no por eso es virgen; se auto cataloga de pikeitor (puro levante)… y no te escapas de algunas anécdotas de Sanber, en donde “un auto con tchre’ pendeja’ me paró y me dijeron si yo pa estaba solo, y me llevaron a un motel y yo le comí a las tchre'” Nde! no tene’ un gaspar pa seguir chupando con los perro’ acá?”… etc…
  • Le conoce al rollo, y el rollo lo conoce, a pesar de tanta camaradería no siempre es invitado a farras de seccionales y/o reuniones de comisión vecinal… esto no es impedimento para verle a el nutriéndose con los bocaditos y tomando la gaseosa o cerveza disponible para los invitados… Nadie sabe como llego hasta ahí…
  • Los apodos usufructuados por la gente para denominarlo, provienen de años de estudio de lingüística… se escuchan especimenes tales como… Yoryo (Jorge), Pedrin (Pedro), La cosa (René), Cayo (Carlos)… o si no optan por el apellido nomás… Hake! ahí viene Díaz! haupei Díaz?!
  • Si la tradición de salandrajerio viene de familia, entonces los hermanos también son denominados por el apellidos convirtiéndose en un gang mafioso, ejemplos de esta estirpe son: Los Gamarra, Los Cabaña, Los Benítez, Los Mora… Prefijo “Los”… acompañado del apellido de los mequetrefes…
  • No suelen trabajar de mañana, deben reservar las pilas para la madrugada, ganándose otro apodo peculiar: mbopicula (murciélago)

La jerga que deben aprender para estar “en contacto seguro” con este grupo social:

Economía:
ventu – plata
raya – mil (ya no se utiliza mucho, ya que nada hoy día cuesta solo mil)
conci – 5 mil
gaspar – 10 mil
soldadito – 50 mil
roque – 100 mil
seca – no tengo

Sicología:
fisura – me quede sin nada para fumar/tomar y todavía no tengo sueño
luciérnaga – estado donde el individuo siente que esta sin los efectos de droga o alcohol
careton – hipócrita
chevo – persona pudiente de alto nivel social que creer ser lo máximo

Elementos y utensilios cotidianos:
careta – cigarrillo
faca – cuchillo
máquina – pistola
ñaca – caña
novi – vino
toco – marihuana en bolsita
lelu – celular
llanta – calzado deportivo
etc…

Este sub-grupo en los barrios asuncenos es tan necesario como dispensable; pero de algo estemos seguro: ¡no se Irán! al menos no sin nuestras pertenencias escondidas en una carreta…!

Paz a todos, me despido esperando poder hacerles llegar más de: “Especimenes de nuestra sociedad”

Gabriel Benitez O.

Creativo publicitario, columnista y aspirante a escritor 'algún día'. Adicto al cine, la música, los libros y aunque cueste admitir del internet.